¡Qué vergüenza, no tener cola!

La escribo como me la contaron

Había un pueblo donde a sus habitantes, uno a uno, les va creciendo cola.

Los primeros habitantes a quienes les crece tal cosa,

semejante a la de los monos, hacen lo que pueden para esconderla.

Desarregladamente,

meten sus colas en pantalones y

camisas largas con el fin de ocultar aquello tan insólito.

Mas al descubrir que a todos les estaba creciendo cola, la historia cambia de forma drástica.

En verdad, la cola se revela como de gran utilidad para cargar cosas, para dar movilidad, para abrir puertas cuando los brazos estuvieran ocupados.

Diseñadores de moda comienzan a diseñar prendas para acomodar,

en verdad, para acentuar y liberar las recién formadas colas.

Pronto, comienzan a usarse adornos para llamar la atención sobre esta novedad.


Entonces, de repente, aquellos a quienes no les creció cola son vistos como extraños y comienzan frenéticamente a buscar formas de esconder tal hecho, comprando colas postizas o retirándose de la sociedad de “colas”.

¡Qué vergüenza, no tener cola!

Anuncios

7 comentarios el “¡Qué vergüenza, no tener cola!

  1. Lamentablemente los seres humanos somos incomprensibles, Cuando realmente tenemos un Don o una “cola” maravillosa, muchos somos incapaces de dar a conocer esa virtud, hasta que ven que otra persona posee la misma “cola” y es aceptada por la sociedad, es cuando se sienten apoyados y seguros de mostrarse tal cual son, la mayoría de éstos critican a los que no tienen esa virtud sin percatarse que ellos también conservan una capacidad increíble. Quisiera tener “la cola” de Mozart que independientemente de su sordera pudo componer una sinfonía espectacular, apoyandose en su pasión por la música, “la cola” de Lance Armstrong que venciendo el cáncer pudo continuar siendo el mejor ciclista del mundo, “la cola” de Susan Boylle sin tener una belleza muy agraciada y creyendo no tener aceptación, decidió interpretar una canción “Dreamed a dream”, en la cual cantó como un ángel y pudo superar su inseguridad y sacar hasta un disco.

  2. Nuestra sociedad, cada dia, pareciera que involuciona, mientras demuestra lo contrario en forma de exotismos pocos naturales, es alli donde se encuentra y anida la intolerancia y el miedo de ser distintos.

  3. Ahhh las virtudes de gozar de una buena “cola”

    Esta entrada y la foto del pajaro me recordo del mundo animal, particularmente del Leopardo de Nieve . Este leopardo tiene algo particular y es que su cola es casi tan larga como su cuerpo y es muy gruesa, pero como todas las cosas creadas por Dios tiene su razon de ser. La cola que puede medir hasta casa 1 metro de largo, le ayuda a este leopardo a balancear su cuerpo cuando negocia la alturas inclinadas y rocosas de las frias montanas del Asia Central, ademas tambien le sirve como forma de cobija al enredar la larga cola alrededor de su cuerpo y cara cuando descansa para mantenerse caliente. Tomando este animal como referencia nos damos cuenta que ademas de ser muy llamativo, su cuerpo ha sido disenado por el creador con las partes necesarias para adaptarse y sobrevivir en su ambiente.

    De manera tal que cuando vemos una cola extrana, no tan llamativa, fuera de lo normal, fuera de nuestro ambiente, totalmente inusual, debemos parar un momento la critica inmediata y tratar de ver un poco mas alla de lo que se asoma a primera vista, debemos tratar de evaluar desde otra perspectiva, cambiar nuestro angulo y quizas asi podamos tener una vision mas clara de lo que observamos y como lo observamos.

    Ahhh, las virtudes de gozar de una buena “cola”

  4. Por qué sera que debemos esperar por los demás para poder avanzar… Yo pienso que todos debemos demostrar todo tal cual seamos y tengamos y no avergonzarnos de nada, no vivir de la apariencias porque eso es lo que menos importa; ya que te aceptaran por lo que eres no por lo que tengas….
    Profe esta muy bonito su escrito y muy cierto…

    • Es una conducta que se nos inculca desde que nos encontramos en la barriga de nuestas madres,” ojala puedas, espero que te”…, las frases se vuelven lapidarias y como un pesado lastre las vamos arrastrando. Alguien dijo cambiamos la sociedad por la “Zoociedad” será cuestión de decidir en que término quedarse. Darle valor a nuestra cola

    • Asi es la forma más efectiva, pero algunos miembros de la “zoociedad” buscan entorpecer la relaidad, no permitiendo que las luces brillen. Por ello debemos ser y ser

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: