Vivir

Acaso…soy

¡Triste época la nuestra!

es más fácil desintegrar un átomo

que un prejuicio.

Albert Einstein

-¿Qué es soñar?

-¿Qué es la vida?

-¿Habrá algo distinto?

-¿Seremos reales o el sueño de alguien o…algo?

-¿Dónde estamos?

-¿Tendremos un propósito?

-¿Dónde vamos después de transformarnos?

-¿Somos creadores? ¿Le pertenecemos a alguien?

Alguien, muy estudioso, dijo que “la materia ni se crea ni se destruye, sino que se transforma”.

Entonces me pregunto: ¿Desde cuándo hemos tenido existencia? ¿Hasta cuando hemos de existir?

Quiere decir que debo haber sido parte quién sabe de cuántas cosas, en ese ciclo interminable de energía. Quizás alguna vez pertenecí a un buey, después a una de las rocas de las pirámides de Egipto, luego a una inyectadora plástica, o a un sueño, y de repente hasta he viajado a través de las líneas telefónicas o más recientemente, a una de las antenas de un satélite. Ojalá, tengo mis dudas, que no haya estado incluido en el caso de Hiroshima. ¿Y si pertenecí a un corazón transplantado?

Hoy, me he dado cuenta que me aislaron y me han reducido a lo que ellos llaman “mínima expresión”, ¡Qué equivocados están! Ahora es que yo puedo transformarme en quién sabe cuantas cosas…

-Nuestros choques, uniones y separaciones ¿Estarán preparados?

-¡Tiene que existir algo superior! ¿Acaso habrá un futuro con esta vida…tan corta?

Y así, un átomo se preguntaba cosas tan complejas para él.

Justo en ese momento, un científico revisaba, con un equipo de alta tecnología en el acelerador de partículas, un átomo, y se preguntaba: -¿Soñará…?

Tomado de “Cuentos Urgentes” de Luis Ramos

Anuncios

2 comentarios el “Vivir

  1. El cielo ‘deja’ de ser el ‘limite’ cuando conscientemente unimos nuestros atomos ( suenos, triunfos, experiencias, ideas innovadoras, etc) para crear nuevas y unicas sinergias que rompen esquemas pre-existentes, donde podemos maximizar las cualidades de cada uno de nosotros como ‘elementos’ viajando casi a la velocidad de la luz en este ‘acelerador de particulas’ que bien podemos llamar a nuestra vida.

  2. Totalmente de acuerdo Geraud, la forma exponencial mediante la cual vivimos, nos deja perplejos ante lo que somos capaces de hacer, pero tenemos la tendencia de limitar con banalidades, somo del tiempo y momento que queremos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: