El ser liberado

El ser liberado es como una flor que no deja de exhalar su aroma y, suceda lo que suceda, no se marchita.

Por más grande que sea el obstáculo,

busca la mejor opción. No permitas que frene tu vida.

Recuerda que encontrarás maestros

y “Maestros”, sabrás notar la diferencia con el tiempo.

Valora tus espacios, sin medir o comparar.

Sólo tú, más nadie, podrá armonizar tu interior,

desde el interior.

Recuerda cuando más te adversen,

mejor lo seguirás haciendo,

sin pararte por los mediocres de oficio.

¡Que tu vida sea tu lámpara,

y tus sueños, su luz proyectada!

Dios, en tu centro es contigo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: