Miedo a tu poder interno

Miedo a tu poder interno

(O…los árboles…me dieron luz)

Quédate ante la puerta si quieres que te la abran

No dejes el camino si quieres que te guíen

Nada está nunca cerrado sino a tus propios ojos

Farid al-din Attar

Aquella tarde hermosa y soleada, me fui a caminar por el parque,  solía hacerlo muy de cuando en cuando; realmente me gustaba ir a escuchar el sonido de los pájaros, y conversar con los árboles, los grandes y centenarios apamates.

Ese día me invadió de nuevo el temor de escribir, un sueño que veía lejano, sabía que era un luchador, pero ese paso, plasmar…en una hoja mis ideas, era terrible como pensamiento; caminaba pensativo viendo el bosque de apamates, conocidos como maquilishuat o guayacán rosado, de hojas rojas como fuego y rosados tenues, mis árboles favoritos, me llevaban a la infancia; la época en que les contaba mis sueños, aún a  veces les decía cosas, de mis amores, del trabajo, amistades…, cuando de repente, escuche a dos árboles hablar.

¡Sí! Estaban hablando…hablándome, se dirigían a…mi.

Y esto fue lo que me dijeron:

      Un joven fue a ver a un sabio maestro y le preguntó -Señor, ¿qué debo hacer para conseguir lo que yo quiero?

      El sabio no contestó. El joven después de repetir su pregunta varias veces con el mismo resultado se marchó y volvió al día siguiente con la misma demanda. No obtuvo ninguna respuesta y entonces volvió por tercera vez y repitió su pregunta -¿Qué debo hacer para conseguir lo que yo quiero?

      El sabio le dijo -Ven conmigo.

      Y se dirigieron a un río cercano. Entró en el agua llevando al joven de la mano y cuando alcanzaron cierta profundidad el sabio se apoyó en los hombros del joven y lo sumergió en el agua y pese a los esfuerzos del joven por desasirse de él, allí lo mantuvo. Al fin lo dejó salir y el joven respiró recuperando su aliento. Entonces preguntó el sabio -Cuando estabas bajo el agua, ¿qué era lo que más deseabas?

      Sin vacilar contestó el joven -¡Aire, quería aire!

      -¿No hubieras preferido mejor riquezas, comodidad, placeres, poder o amor?

     -No, señor, deseaba aire, necesitaba aire y solo aire -fue su inmediata respuesta.

      -Entonces -contestó el sabio-, para conseguir lo que tú quieres debes quererlo con la misma intensidad que querías el aire, debes luchar por ello y excluir todo lo demás. Debe ser tu única aspiración día y noche. Si tienes ese fervor, conseguirás sin duda lo que quieres.

Fue como si tuviera una descarga eléctrica en mi cuerpo, me estremecí, pensando todo lo que haría -a escribir- me dije; sabia que entre esos apamates y mi vida había una conexión, ellos me habían escuchado, no tardaron en responder, fue en el momento preciso, siempre los veía, les comentaba lo que quería. Me dieron las respuestas, el poder esta dentro de mí, tenía que hacerlo con intensidad, no debía temer. Seguí caminando, con paso apurado, ya sabía que haría, escribir

Esos apamates, serán los primeros a quienes lea mis libros.

18/02/2009

Libro: Cuentos Urgentes

Autor: Luis ramos

twitter@luikipedia

Anuncios

2 comentarios el “Miedo a tu poder interno

  1. que maravillosa lectura es singular en todo su explendor mostrando de una formar tan impactante la potencia con la cual debemos aferrarnos a nuestros deseos lo cual nos da la plenitud alcanzar nuestras metas. Verdaderamente. verdaderamente este libro nos guia de la mano por el bello camino de la plenitud de la vida.

  2. EL Dr. Luis Ramos Yépez, mas allá de aconsejar al lector a perder sus miedos, plasmó en estas líneas una vivencia de su juventud, cuando contaba con unos 20 años , tenía en su mente miles y miles de ideas, y se preguntaba por ¿dónde empiezo?; ¿ qué debo hacer?; ¿Cómo lo hago? ; ¿ qué es lo que tengo que hacer, y solo busco muy dentro de su ser y alma y obtuvo la respuesta y dijo Eureka¡, todos estos maravilloso pensamiento e ideas que tengo solo debo escribirlas, plasmarlas en una hojas pero, se detuvo a pensar el miedo tan terrible que lo invadía, pero más pudo el soñar que un día sus logros y metas se veían realizadas, al escribir, escribir y escribir y de esta forma sabía que podía llegar más allá a cada uno de los corazones de las personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: