Vivir sin máscaras. 1era parte.

1

Muchas veces, pasamos la mayor parte de nuestras vidas, ocultando lo que sentimos, queremos, anhelamos. Dejamos de ser nosotros, para convertirnos en la proyección de otros, en la imagen falsa de grupos que desean seamos iguales. Tan solo buscamos la mejor manera de hacer sentir a otros bien; anulando la espontaneidad, el ser interior y nuestra capacidad de crecer en libertad.

—Expresar una idea, en algunas personas puede convertirse en toda una odisea—

Muchos jóvenes y no tan jóvenes, realizan cosas que no desean, solo por

  • quedar bien ante un grupo,
  • no ser rechazados,
  • temor de no ser aceptados,
  • ser objetos de burlas,
  • perder una amistad.

DSC01736

Es tan inmenso el temor-miedo-pánico, que lo ocultamos tras una máscara.

Algunos se tragan sus opiniones, quitan el valor justo de su individualidad.

Creamos múltiples máscaras para cada ocasión.

Dejamos de expresar lo que sentimos, encerramos en baúles fortificados nuestros sentimientos y emociones, para no dar a demostrar quienes somos.

A veces, nos sentimos confundidos, tenemos una mezcla de ideas, no dormimos bien, estamos fuera de coordinación. Generando una acumulación de tensión irreparable, sin tener esa válvula de escape que es nuestra realidad, no la fingida, la verdadera.

¿Qué más da lo que piense la gente? La opinión de otras personas solo tiene importancia si nosotros se la concedemos”

En vez de mostrarnos auténticos, honestos y libres, solemos interpretar un personaje que es del agrado de los demás

DSC0337321

¿Quién es la gente?

En algunas ocasiones, nuestra red de relaciones es en realidad un espejismo.

En cada ser humano vemos reflejada nuestra propia humanidad.

Por eso se dice que los demás no nos dan ni nos quitan nada; son espejos que nos muestran lo que tenemos y lo que nos falta.

La gente no nos ve tal y como somos, sino como la gente es y quieren que seamos.

 Si observamos nuestras máscaras, nos daremos cuenta de que suelen ser diferentes en función de la situación: trabajo, pareja, familia o amigos.

Tenemos que reconocerlas.

Nuestras máscaras, con el tiempo se hacen rígidas, se adosan a nuestra piel, nos confundimos con ellas y se convierten en un lastre que nos limita.

DSC03454

Cada una de estas máscaras se crea especialmente para los demás:

  • ¿Qué necesita el otro?
  • ¿Cómo puedo ganarme su atención o aceptación?….,

Y las preguntas vitales quedan relegadas al olvido:

  • ¿Qué es lo que YO quiero?
  • ¿Quién soy YO?
  • ¿Qué necesito YO ahora?

Arriésgate a sentir.

El uso de máscaras, son estrategias que descubrimos de forma temprana para:

  • sobrevivir,
  • ser aceptados,
  • protegernos
  • o sentirnos amados y reconocidos.

Fijate, con ellas intentamos “satisfacer” nuestras necesidades. Pero al ser una farsa, lo que se nos devuelve: algún piropo, reconocimiento, alabanza,…. no nos llega porque sabemos en nuestro interior que en realidad lo que alaban es una máscara.

DSC033764

Sólo podemos nutrirnos realmente de las relaciones, desde lo auténtico y genuino

  • Al buscar tus valores, no te sorprendas si algunos entran en conflicto. Es un resultado natural de tomar valores de una variedad de recursos incluyendo la cultura, religión, mentores, personas que te inspiran, fuentes educacionales. Lo que importa es que continúes trabajando en estos conflictos para resolverlos y descubrir los valores que más te representan.
  • Como una vez dijo Eleanor Roosevelt, nadie puede hacerte sentir inferior sin tu consentimiento. Si te falta confianza interior, comienza a desarrollarla.
  • ¿Significa esto que no importa la opinión de nadie? No. Ser socialmente rechazado duele. Si estás en una situación forzado a pasar la mayoría de tu tiempo con un grupo de gente que no te soporta por sus motivos, es peligroso internar sus ideas negativas de quién eres. Lo que puedes hacer es ejercitar la elección de la gente que más valores. Es más sano prestar atención a personas que valoras genuinamente y con las que estás de acuerdo.
  • También es una cualidad atractiva el ser capaz de reírse de uno mismo y no tomarse las cosas tan en serio.
  • Evita ser poco justo contigo mismo. A veces la comparación nos hace comparar peras con manzanas. Nos gustaría ser un productor de éxito en Hollywood cuando sólo somos guionistas freelance. Esa persona tiene muchos años de experiencia a sus espaldas y tú acabas de empezar. Algún día probarás que tu técnica de escritura es excepcional, pero sé realista con tus comparaciones.
  • Nunca dejes de buscar tu fortaleza. Con el tiempo puede cambiar incluso la definición de ti mismo, pero nunca dejes de concentrarte en ella. Es el motivo principal por el que no debes compararte a los demás.
  • La comparación lleva al resentimiento. Una persona llena de resentimiento no puede concentrarse en el mantra de “ser uno mismo” porque está demasiado ocupado imitando a otros.
  • La comparación también lleva a criticar a otros. Una vida llena de críticas hacia los demás baja tu autoestima. Es una manera de perder respeto y amistades y también una manera de no ser tú mismo a causa de las envidias y el estancarte en admirar a otras personas por sus características y no a ti mismo
  • Sólo porque alguien diga que no le gusta algo sobre ti no significa que debas cambiar. Dependiendo de lo que sea, es cuestión de gustos.
  • Nunca te compares con los demás. Nuestra individualidad es lo que nos hace bellos.
  • Responsabilízate de ti mismo aumentando tu autoestima. Si los demás no te dicen que eres genial, no dejes que te afecte. Piensa que eres especial, maravilloso y que mereces la pena. Cuando tú te lo creas, los demás reconocerán ese brillo de confianza en ti mismo.

Profesor Luis Ramos

Twitter@luikipedia

Instagram@luikipedia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: